fbpx
Trasplante en 3D para paciente con cáncer
11 septiembre, 2015
Homo Naledi, un antepasado recién descubierto
17 septiembre, 2015

brazo robótico DARPALas lesiones de la médula espinal son irreversibles y por desgracia, si alguien queda paralítico a causa de ellas, con la tecnología actual es imposible que vuelva a ser quien era y que disfrute de una vida más normal. O eso era hasta hace poco.

Un paciente de 28 años ha recibido la primera prótesis de brazo que puede sentir lo que toca, casi con tanta exactitud como si se tratase de un brazo real. La prótesis ha sido desarrollada por un grupo de investigación de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA por sus siglas en inglés) en conjunto con los laboratorios de Física Aplicada de la Universidad John Hopkins de Estados Unidos.

De acuerdo con las declaraciones de la DARPA, el sujeto ha sido capaz no sólo de dar órdenes de movimiento al brazo, sino también sentir lo que está tocando. Una de las pruebas que se le realizaron al paciente fue vendarle los ojos mientras el médico tocaba los dedos de la prótesis. Los resultados mostraron que con casi un 100% de exactitud el paciente supo cuál de los dedos estaban tocando, incluso si tocaban dos al mismo tiempo.

El funcionamiento de la prótesis es bastante complejo. Se instalan dos pequeños chips en la zona del córtex: Uno en el área motor del cerebro que se encarga de los movimientos del brazo y el otro, en el área sensorial específica para captar sensaciones táctiles. Una vez colocados los chips, el brazo robótico que cuenta con distintos sensores de presión en los dedos, se conecta por cables a los dos chips, de forma que el cerebro del paciente puede enviarle información para controlar el aparato y recibir con total claridad, las señales táctiles que éste le proporciona.

Esta no es la primera prótesis capaz de sentir, un grupo de investigadores en Suiza han logrado que la persona que porta su prótesis sea capaz de reconocer formas y de saber si lo que está tocando tiene una superficie rugosa, suave, áspera entre otras. La diferencia es que la prótesis de la DARPA se controla directamente con el cerebro y no con los nervios que restan en los muñones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *