fbpx
Sierra Leona se libra del ébola
25 agosto, 2015
Alzheimer y sobrepeso están ligados
1 septiembre, 2015

hospital 1Un nuevo marcapasos inalámbrico ofrecería una alternativa no quirúrgica para algunos pacientes. A diferencia de los aparatos tradicionales, este nuevo artefacto no requiere generador ni cables implantados en el paciente, el nuevo marcapasos que tiene forma de tubo, se puede instalar en el costado derecho del corazón del paciente a través de un catéter, por medio de una arteria de la pierna.

Sin embargo, este nuevo procedimiento puede presentar algunos riesgos y complicaciones, por lo que se recomienda no precipitarse al uso de esta nueva tecnología.

El doctor Christopher Granger, de la American Heart Association asegura que este es un paso lógico en el desarrollo de marcapasos. “Yo advertiría a los pacientes que se cuiden de ser uno de los primeros en recibirlo a menos que haya una razón poderosa” afirmó el doctor.

Médicos de Estados Unidos, Canadá y Australia implantaron el minimarcapasos en aproximadamente 500 pacientes. Pasados 6 meses, el 7% de los pacientes presentó complicaciones y efectos secundarios. Esta cifra es menor a comparación del 10% de los pacientes que presentan complicaciones con los aparatos tradicionales.

El fabricante de este nuevo marcapasos es St. Jude Medical, la investigación fue financiada por los mismos y sus resultados fueron presentados por la revista New England Journal of Medicine en su portal web, el cual se puede consultar dando click aquí

Anteriormente, un estudio sobre este marcapasos ya había sido interrumpido debido a el enorme número de casos que presentaron complicaciones, dejando casos donde el dispositivo se desprendía y atascaba en la arteria que conduce a los pulmones. Después de algunos ajustes en el dispositivo el estudio pudo reanudarse, el aparato ya recibió la aprobación de las instituciones de salud en Europa y espera recibir pronto el visto bueno por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos.

Como todo producto nuevo lanzado al mercado, es recomendable no precipitarse hacia su uso hasta que haya sido perfeccionado y los doctores capacitados para su implantación. Se calcula que el nuevo mini marcapasos podría ser implantado en el 30% de los pacientes con problemas cardiacos de los que se tiene registro en Europa. El nuevo aparato carece de algunas funciones como el registrar las irregularidades en el ritmo cardiaco, por lo que los pacientes tendrán que ir al hospital para revisarse.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *